Missha - Gourmet, Honey Butter Pack

12:48

gourmet honey butter pack missha
Cuando ves el envase, te llama la atención. Cuando lo hueles te dan ganas de hincarle el diente. Y cuando lo pruebas... no quieres separarte de ella. Volvemos a la cosmética asiática, en este caso coreana, con la mascarilla facial Gourmet, Honey Butter Pack de Missha. ¿Os apetece leerlo?
Recordad que hace muy poquito os enseñé la [Tea Tree Purifying Clay Mask & Cleanser | Naruko], perfecta para pieles con imperfecciones.

El tiempo está loco en esta época y, aunque sigo siendo joven y bella (¿no decían que quererse a uno mismo es bueno? Pues, ea.), la edad se nota y con ella va la piel cambiando.
La frente es la zona que tengo actualmente seca, el resto del rostro es mixta/normal. Me han llegado a salir granitos a modo de reacción por no hidratar esa zona correctamente.
Precisamente por eso que os estoy contando, estoy cambiando mi rutina facial progresivamente según voy dando con productos que de verdad me funcionan. Mientras tanto, me pareció buena idea tener una mascarilla que me calmara la piel, la dejara suave y la hidratara. Aquí es cuando entra en acción la Honey Butter Pack de Missha.

Esta mascarilla o pack, como suele denominarse en cosmética coreana, está hecha a base de miel de acacia y mantequilla francesa de alta calidad. Entre otros ingredientes, también incluye: extracto de pulpa de patata, aceite de semilla de uva y aceite hidrogenado de coco.
No contiene parabenos, pero sí perfume y silicona (ambos en muy baja proporción).
Según su envase, ilumina, nutre e hidrata. Y he de decir que cumple con esas tres funciones.

gourmet honey butter pack missha

Comenzando con la textura, a simple vista es muy densa, como si fuera una pomada. Sin embargo, en cuanto entra en contacto con la piel y su calor, pierde esa densidad aparente. Nunca mejor dicho, tiene aspecto de mantequilla cuando la extiendes. Es muy cremosa.
Con poca cantidad da para amplias zonas, por lo que sus 120g cunden bastante.

¿Su olor? Pues bien, ¿recordáis el olor que se queda en el ambiente cuando haces palomitas con mantequilla?  ¡A eso huele!
Alguna vez me he planteado darle un lametón.

Tras dejarla sobre la piel unos 10 ó 15 minutos, la retiro con agua tibia y ¡listo! Deja la piel bastante suave, al tacto se nota elástica y con mejor aspecto. Según pasan las horas sigo notando la piel con esa sensación, hidratada y calmada. Me encanta.
Quizás aquellas pieles que tengan una sequedad más profunda necesiten una mascarilla más potente pero, si tenéis piel normal o mixta os funcionará estupendamente.
Incluso, la he probado en las manos y me ha ido genial, me las ha dejado muy suavitas, elásticas e hidratadas.

También puede dejarse actuar durante toda la noche, retirando a la mañana siguiente los restos con agua tibia. De esta modo su efecto es más intenso.

Es económica, cumple su función y cunde. ¿Qué más se puede pedir?
Podéis haceros con ella en Primor (tienda física) o en Missha Barcelona.

You Might Also Like

0 comentarios